Estar en pareja, un reto posible

0 Flares 0 Flares ×

Desvela los componentes del amor y vive con autenticidad tus relaciones.

A medida que te conoces y te das a conocer creas las bases de un amor auténtico. Los criterios caducos deben morir para dejar espacio a los nuevos. Al irte alejando de conceptos juveniles que basan el amor en identidades fundidas y fusionadas, te abrirás al aprendizaje de lo que significa compartir un corazón auténtico y a vivir de un modo profundo, placentero y factible tus relaciones.

psicologia-sexologia-estar en pareja

¿Qué significado le das al amor en tu vida? ¿Qué significa para ti estar enamorado? ¿Qué buscas en una relación?

Cuando aprendes a establecer las condiciones necesarias para que el amor madure, sostienes las riendas de tus anhelos y dejas de dar bandazos a uno y otro lado.

Cada idilio fallido puede suponer preparación para el amor maduro- si aprendes de las adversidades. Los fracasos y reveses son un rito necesario para poder pasar hacia el goce de un amor más pleno. El hecho de no haber podido continuar con una relación no significa que seamos unos fracasados, sólo significa que estamos aprendiendo una lección muy dolorosa en nuestro camino hacia la sabiduría, o hacia una relación más satisfactoria.

Sin embargo, en términos generales, la mayoría de la gente no está preparada para el amor maduro, una experiencia que engendra humildad y conocimiento. Éstas forman la base de la madurez.

Vamos a enumerar varios aspectos que pueden ayudarnos a afrontar nuestras relaciones de una forma más exitosa, reconociendo las facetas inmaduras de amor:

Celebra las diferencias: No intentes cambiar a la otra persona para que sea como tu. Respeta las diferencias e incluso celébralas- muchas veces son la causa de que nos sintamos atraídos. Por medio de ellas, aprendemos más sobre nosotros mismo y nos hacemos más completos.

El conflicto como posibilidad de crecimiento. Amantes experimentados saben que en toda relación habrá una cruz con la que cargar. Si en medio de las dificultades, mantienes abierto el corazón, aprenderás a amar de un modo más profundo y sustancial.

No te traiciones a ti mismo. Aceptar los disgustos y dificultades no significa que reprimas tus sentimientos. Pero tampoco es bueno aflorar sentimientos que puedan lastimar la sensibilidad de tu pareja. El tacto, que significa “aptitud y gracia en el trato con los demás”, protege la confianza y el amor.

Los límites como base para la intimidad. Si descuidas el contacto con tus límites, te permitirás juntarte a un hombre o una mujer antes de conocerlo/a. Sentirás apego emocional antes de haberte asegurado de si en esa relación, tu corazón recibirá un trato cálido.
Los “límites” vienen a ser simplemente otro aspecto de conocerse y cuidarse a sí mismo. Descubrir y afirmar tus límites significa saber qué puedes y qué no puedes aceptar al vivir una relación, concederte el espacio que necesitas para identificar tus sentimientos, descubrir tus necesidades y afirmarte libremente.

Cuando tengo en cuenta los límites de mi pareja, expreso respeto. Te quiero y no quiero hacerte daño violando tus límites. No quiero que para complacerme, te abandones a ti mismo. Como me has expresado claramente tus límites, haré lo posible por atenerme a ellos si deseo tener una relación entre iguales. Claro, debo tener cuidado de no descuidar mis propias necesidades vitales por estar respetando tus límites. Aquí es donde la comunicación se convierte en una herramienta esencial.

Reconoce tus propios defectos. Aceptar las limitaciones de los demás es más fácil si desarrollas la humildad necesaria como para reconocer tus propios defectos. Liberándote de la carga que supone querer ser perfecto, puedes brindarle a tu pareja tu auténtico Yo. Tienes la capacidad de valorar la libertad y el fortalecimiento que surgen de la auto-aceptación y de ser tu mismo. Si eres sincero contigo mismo respecto a tus limitaciones- reconociéndolos sin pudor- estarás más relajado y te sentirás más cercano a la gente.

Cultiva pensamientos reconfortantes y una autocrítica constructiva. El hecho de reconfortarse de forma cognitiva crea un clima interior del que emergerá tu experiencia auténtica y te ayudará a asumir la responsabilidad de tus actos. Cuando la verborrea mental nacida del miedo y la vergüenza se calla, podrás ver lo que realmente ocurre dentro de ti y serás capaz de preguntarte: “¿Es posible que yo sea también responsable de los problemas que se dan en la relación?. La sustitución de los pensamientos irracionales por otros sensatos y autorreforzantes es un paso importante en el proceso que pasa de castigarte a ti mismo a reconfortarte a ti mismo.

Sustituye el control por la confianza. La confianza se desarrolla cuando respetamos la autonomía y el espacio del otro. Esto conlleva aceptar que nuestra pareja y nuestros amigos no son de nuestra propiedad ni una extensión de nosotros mismos. Son personas que poseen sus propias creencias, sentimientos, esperanzas y gustos. Personas que tienen que vivir su propia vida. En la medida en la que nuestra capacidad de amar madura, somos capaces de ayudarles en su crecimiento personal. Cuando damos o imponemos nuestras opiniones y soluciones cuando no nos las han pedido, estamos pisoteando el espacio vital de los demás, además de traicionar su confianza

Además de estas ideas y otras que se podrían ampliar en una terapia de pareja o taller específico, es importante conocer un aspecto importante a revisar: Las falsas creencias sobre lo que es o puede ser una relación.

– “Nuestro amor se mantendrá para siempre con el paso del tiempo”.
– “Mi pareja deberá ser capaz de anticipar mis pensamientos, mis sentimientos y mis necesidades”.
– “Mi pareja no herirá nunca mis sentimientos ni me replicará encolerizado/a”.
– “Si me quisieras de verdad, te esforzarías siempre por agradarme, por satisfacer mis deseos y necesidades”.
– “Amar significa no tener que estar nunca enfadado ni disgustado con mi pareja”.
– “Amar significa querer estas siempre juntos”.
– “Los intereses, objetivos, y valores de cada uno serán siempre los mismos”.
– “Mi pareja será siempre abierta, directa y honesta conmigo”.
– “Como estamos enamorados, mi pareja me respetará, comprenderá y aceptará independientemente del tipo de conductas que yo lleve a cabo”.
– “Sería terrible si mi pareja me pusiera en un aprieto, me minusvalorase o me criticase”.
– “El grado de sexo, cariño y compromiso presente en nuestra relación no debe disminuir nunca”.
– “Debemos estar siempre de acuerdo en cualquier tipo de asunto”.

Creencias falsas y metas poco realistas, llevan con frecuencia a las parejas a la desilusión, al desengaño, a la frustración y a la ira, en definitiva a una relación insatisfactoria para ambos.
Uno de los objetivos de una terapia de pareja consiste en relativizar, clarificar estos conceptos poco realistas y destructivos esclareciendo con precisión las causas concretas que han llevado y mantienen una relación distante ayudando a establecer cambios más satisfactorios.

Etiquetas:, , , , , , ,

2 Responses to “Estar en pareja, un reto posible”

  1. Psicóloga Madrid marzo 5, 2014 at 1:49 pm #

    Lo primero fantástico por el artículo y todo el trabajo que lleva, y lo segundo un gran aporte. Muchas gracias.

    • cristina_martin marzo 5, 2014 at 3:45 pm #

      Muchas gracias a ti.

Deja un comentario

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×